LA BODEGA DEL ANDRA MARI


Hace unos días me tocó elegir restaurante para una cena de cuadrilla y quise sorprender, o por lo menos ser un poco original.

No dudé en hacer caso a los bloggeros donostiarras y después de ver ESTO me decidí a probarlo.

Así que eso hice: me pasé por el Andra Mari de la calle zabaleta 42 de Donostia, donde fui atendida por David Garrancho quien me explicó el funcionamiento de la bodega.

...es una extensión más del restaurante, no habrá camareros y estaréis a vuestras anchas, cada rato pasaremos a ver qué tal va el asunto y os dejarán unas cazuelas con lo encargado...

Pues dicho y hecho, pedí unas ensaladas mixtas y de tomate con aguacate para empezar y compartir, y luego (éramos 9) 3 de merluza en salsa, 3 de chipirones en su tinta y 3 de txuleta.

La verdad es que fue demasiada comida, pero no sobró nada, así que salimos como boas y encantados de la vida.

El sitio funciona como una sociedad gastronómica, pero encima te hacen la comida. Hay una bodega a disposición de los comensales, además de otro frigorífico lleno de delicatessens varios.


Desde luego, estuvimos a nuestras anchas, sólo nos tragamos nuestra bulla (pecado mortal de la mayoría de los restaurantes de la city) y tampoco se fue de precio excesivamente. (rondó los 40 € por persona) (el precio dependerá de las visitas a la bodega y lo exquisitos que seais....)

Muy recomendable y muy repetible


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails